CONFIAR EN LA BONDAD DE DIOS (HABACUC)

Publish in

Documents

16 views

Please download to get full document.

View again

of 10
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Description
CONFIAR EN LA BONDAD DE DIOS (HABACUC). Lección 8 para el 25 de mayo de 2013. El libro de Habacuc no es el registro de una profecía que Dios le diera a Habacuc. En realidad, es el registro de las quejas del profeta y de la respuesta que Dios da a esas quejas.
Transcript
CONFIAR EN LA BONDAD DE DIOS (HABACUC) Lección 8 para el 25 de mayo de 2013 El libro de Habacuc no es el registro de una profecía que Dios le diera a Habacuc. En realidad, es el registro de las quejas del profeta y de la respuesta que Dios da a esas quejas. Habacuc es singular entre los profetas porque no habló por Dios a la gente, sino más bien habló a Dios acerca de la gente.
  • Queja de Habacuc por la pasividad de Dios ante el pecado de Judá (1:1-4)
  • Respuesta divina: Babilonia castigará a Judá (1:5-11)
  • Nueva queja de Habacuc: ¿Castigados por alguien peor que nosotros? (1:12-2:1)
  • Respuesta divina:
  • Paciencia ante la espera (2:2-3)
  • Vivir por fe (2:4)
  • Castigo final de Babilonia (2:5-20)
  • El salmo de Habacuc:
  • Dios, el Salvador de su pueblo (3:1-16)
  • Confiar plenamente en Dios (3:17-19)
  • LA PASIVIDAD DE DIOS ANTE EL PECADO DE JUDÁ (1:1-4) Dios le diera a Habacuc. En realidad, es el registro de las quejas del profeta y de la respuesta que Dios da a esas quejas. Históricamente, el ministerio profético de Habacuc se puede situar a finales del reinado de Manasés y durante el reinado de Amón, antes de la reforma religiosa de Josías. La depravación moral de Manasés y Amón se dejaron sentir entre el pueblo. Habacuc estaba indignado por la situación moral de Judá y se asombra de que Dios permanezca en silencio ante esta situación. “¿Por qué me haces ver iniquidad, y haces que vea molestia? Destrucción y violencia están delante de mí, y pleito y contienda se levantan” (Habacuc 1:3) BABILONIA CASTIGARÁ A JUDÁ (1:5-11) Dios le diera a Habacuc. En realidad, es el registro de las quejas del profeta y de la respuesta que Dios da a esas quejas. Dios no es impasible ante el pecado de su pueblo. Ha determinado castigarle usando a Babilonia, un pueblo cruel. “Porque he aquí, yo levanto a los caldeos, nación cruel y presurosa, que camina por la anchura de la tierra para poseer las moradas ajenas” (Habacuc 1:6) Babilonia es comparada con tres veloces depredadores: El leopardo, el lobo y el águila. “Sus caballos serán más ligeros que leopardos, y más feroces que lobos nocturnos, y sus jinetes se multiplicarán; vendrán de lejos sus jinetes, y volarán como águilas que se apresuran a devorar” (Habacuc 1:8) ¿CASTIGADOS POR ALGUIEN PEOR QUE NOSOTROS? (1:12-2:1) Dios le diera a Habacuc. En realidad, es el registro de las quejas del profeta y de la respuesta que Dios da a esas quejas. “Muy limpio eres de ojos para ver el mal, ni puedes ver el agravio; ¿por qué ves a los menospreciadores, y callas cuando destruye el impío al más justo que él?” (Habacuc 1:13) La solución divina para Judá deja al profeta más perplejo que antes: Dios usa al impío para castigar al que es más justo que el. ¿Dará Babilonia la gloria a Dios por sus victorias? ¿Reconocerá que es la mano de Dios para castigar a Judá? Muy al contrario, los caldeos son orgullosos y alabarán solamente su propia fuerza y adorarán a sus propios dioses. ¿Cómo puede ser Dios o su pueblo beneficiado con esta solución? PACIENCIA ANTE LA ESPERA (2:2-3) Dios le diera a Habacuc. En realidad, es el registro de las quejas del profeta y de la respuesta que Dios da a esas quejas. “Aunque la visión tardará aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará” (Habacuc 2:3) Antes de darle una respuesta a su segunda queja, Dios le pide paciencia al profeta. Debe esperar al cumplimiento de las profecíasporque sin duda se cumplirán. Esto es igualmente aplicable a las profecías del tiempo final (Hebreos 10:35-37), especialmente a la promesa segura de la Segunda Venida: “Sin duda vendrá, no tardará”. VIVIR POR FE (2:4) Dios le diera a Habacuc. En realidad, es el registro de las quejas del profeta y de la respuesta que Dios da a esas quejas. “He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece; mas el justo por su fe vivirá” (Habacuc 2:4) Esta frase, repetida y clarificada por Pablo(Ro.1:17;Gál. 3:11; Heb. 10:38), fue la base de la reforma protestante iniciada por Martín Lutero: “El justo por su fe vivirá”. Por medio de la fe en Jesucristo, recibimos la justicia de Dios; se nos acredita con la justicia de Dios mismo. Su justicia llega a ser la nuestra. “La fe verdadera demanda la bendición prometida y se aferra a ella antes de saberla realizada y de sentirla. Debemos elevar nuestras peticiones al lugar santísimo con una fe que dé por recibidos los prometidos beneficios y los considere ya suyos” E.G.W. (La maravillosa gracia de Dios, 18 de julio) CASTIGO FINAL DE BABILONIA (2:5-20) Dios le diera a Habacuc. En realidad, es el registro de las quejas del profeta y de la respuesta que Dios da a esas quejas. A través de 5 ayes sobre Babilonia, Dios le muestra a Habacuc que el pueblo caldeo será justamente castigado por sus actos.
  • La respuesta última de Dios a las preguntas de Habacuc fue la afirmación de su presencia permanente. Confianza en la presencia de Dios y confianza en su juicio a pesar de la apariencia en sentido contrario; ese es el mensaje del libro de Habacuc.
  • “Mas Jehová está en su santo templo; calle delante de él toda la tierra” (Habacuc 2:20) “Oh Jehová, he oído tu palabra, y temí. Dios le diera a Habacuc. En realidad, es el registro de las quejas del profeta y de la respuesta que Dios da a esas quejas. Oh Jehová, aviva tu obra en medio de los tiempos, En medio de los tiempos hazla conocer; En la ira acuérdate de la misericordia” (Habacuc 3:2) DIOS, EL SALVADOR DE SU PUEBLO (3:1-16) Este himno nos recuerda la forma en que Dios actuó en el pasado. Así como Dios salvó a su pueblo en la antigüedad, Él establecerá su justicia sobre la Tierra y llenará el mundo con su gloria. El ejemplo de Habacuc nos invita a cobrar ánimo “con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando” (Ef. 5:19), recordando las acciones pasadas de Dios y su salvación futura. “Aunque la higuera no florezca, Dios le diera a Habacuc. En realidad, es el registro de las quejas del profeta y de la respuesta que Dios da a esas quejas. Ni en las vides haya frutos, Aunque falte el producto del olivo, Y los labrados no den mantenimiento, Y las ovejas sean quitadas de la majada, Y no haya vacas en los corrales; Con todo, yo me alegraré en Jehová, Y me gozaré en el Dios de mi salvación” (Habacuc 3:17-18) CONFIAR PLENAMENTE EN DIOS (3:17-19) Aunque me quede sin trabajo, sin comida y sin casa, y no vea solución a mis graves problemas… ME GOZARÉ EN EL DIOS DE MI SALVACIÓN.
    Related Search
    We Need Your Support
    Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

    Thanks to everyone for your continued support.

    No, Thanks