Dios no viene como juez airado, sino como padre de amor desbordante.

Publish in

Documents

7 views

Please download to get full document.

View again

of 8
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Description
Dios no viene como juez airado, sino como padre de amor desbordante. Viene para manifestar su bondad y hacerla efectiva. Viene para introducir en la vida su misericordia y llenar la creación entera de su compasión.
Transcript
Dios no viene como juez airado, sino como padre de amor desbordante.Viene para manifestar su bondad y hacerla efectiva. Viene para introducir en la vida su misericordia y llenar la creación entera de su compasión. Jesús comunica su propia experiencia de Dios, no lo que se venía repitiendo en todas partes de manera convencional. Dios no se reserva su amor sólo para los judíos ni bendice sólo a los que viven obedeciendo la ley. Tiene también compasión de los gentiles y pecadores. Esta actuación de Dios, que tanto escandalizaba a los sectores más fanáticos, a Jesús le conmueve. No es que Dios sea injusto o que reaccione con indiferencia ante el mal. Lo que sucede es que no quiere ver sufrir a nadie. Por eso su bondad no tiene límites, ni siquiera con los malos. Este es el Dios que está llegando.José Antonio Pagola.“Jesús: aproximación histórica”Juan 3, 14-21 // Cuarto domingo Cuaresma –B- // 22 marzo 2009.Dijo Jesús a Nicodemo:El texto es un fragmento de la conversación nocturna con Nicodemo. El primer intelectual convertido a la fe cristiana que sólo aparece en el cuarto evangelio. Acude a Jesús “de noche“. Puede referirse tanto a la noche física porque no quiere que se sepa su simpatía por Jesús, como a la oscuridad interior porque no entiende, está perplejo ante los signos de Jesús.Jesús le va hablando, a Nicodemo y también a nosotr@s, del sentido de la vida, de Dios y de su gran amor al mundo, de la salvación para tod@s, de la luz y de las tinieblas, de vivir en la verdad... Nicodemo no hizo el viaje en balde, no salió defraudado de aquel encuentro con Jesús. Hablando con Jesús nunca se pierde el tiempo. 14 Lo mismo que Moisés levantó la serpiente de bronce en el desierto, el Hijo del hombre tiene que ser levantado en alto, 15 para que todo el que crea en él tenga vida eterna. Para explicar a Nicodemo sus dudas después de decirle que el Hijo del hombre iba a morir en la cruz, Jesús recurre al viejo recuerdo de una serpiente de bronce, elevada sobre un mástil, que sorprendentemente salvó de la muerte a muchos israelitas (Nm 21, 6-7). No fueron salvados por ese objeto, como si fuera un talismán, sino “por ti, Salvador universal” (Sab 16, 7).“Tiene que ser levantado” significa, al mismo tiempo, que Jesús será levantado en la cruz y exaltado en la resurrección y glorificación.16Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna. El amor de Jesús, su vida, su entrega, son la norma y el ejemplo para que el ser humano alcance su plenitud. Lo que sana y da vida es el amor. Lo que salva es la vida impulsada por el amor a l@s demás. Creer es la respuesta al inmenso amor de Dios. La reciprocidad del amor. Cada gesto, cada palabra de Jesús manifiesta cómo es Dios. La fe supone acoger ese amor que nos salva, que nos da –desde hoy- la vida eterna.17 Dios no envió a su Hijo al mundo para condenarlo, sino para salvarlo por medio de él. El amor de Dios es universal, alcanza a toda la humanidad. El propósito de su amor es que el mundo, y cada ser humano, tenga vida auténtica.Dios no es quien castiga nuestros errores, sino el que nos salva de ellos.No deja de ser Salvador para convertirse en juez, al estilo de nuestra mentalidad jurídica. El centro de nuestra fe es que Dios, en Jesús y por Jesús, crea, libera y salvaa toda la humanidad; no el castigo y la condenación. ¿No deberíamos repetirlo más veces y con más claridad? 18 El que cree en él no será condenado; por el contrario, el que no cree en él, ya está condenado, por no haber creído en el Hijo único de Dios. La fe y la increencia es un tema recurrente en el cuarto evangelio.La oferta de salvación universal pone en “crisis” a todo el mundo, coloca al ser humano en una situación crítica: la necesidad de decidir, optar, elegir... en cada momento.Creer en Jesús es el mejor estímulo y la mejor orientación para vivir en plenitud. Es sentirse amad@, descubrir nuevas posibilidades, nuevas fuerzas, nuevos horizontes, nuevo sentido en nuestra vida cotidiana. Es tener vida eterna, comenzar a vivir desde ahora algo nuevo y definitivo. Es sentir a Dios cercano que anima y sostiene nuestra vida, haciéndola más plena, más feliz y más libre. Es sentir que ahora mismo nos está salvando.19 El motivo de esta condenación está en que la luz vino al mundo, y los hombres prefirieron las tinieblas a la luz, porque hacían el mal. 20 Todo el que obra mal detesta la luz y la rehuye por miedo a que su conducta quede al descubierto. 21 Sin embargo, aquel que actúa conforme a la verdad, se acerca a la luz, para que se vea que todo lo que él hace está inspirado por Dios.Nuestras obras revelan nuestro amor por la Luz, nuestra fe en Jesús.No hay luz más poderosa que la del ser humano que contagia con sus palabras y con su vida, bondad y humanidad. Como Jesús.Esta explicación teológica del evangelista nos conduce a un mensaje luminoso y determinante: Dios es como lo hemos conocido en Jesús. Y el Dios que revela Jesús es la mejor Noticia, responde a lo que más necesitamos y anhelamos: luz, vida, liberación, ternura, acogida, compasión, perdón gratuito e incondicional...Si no sabemos tu nombre,pero te miramos fijamente,Tú nos sonríes.Si no te rezamos ni hablamos,pero te adoramos a nuestra manera,Tú nos sonríes.Si nos quejamos del camino,pero no detenemos la marcha,Tú nos sonríes.Cuando gritamos y nos rebelamos,aunque pensemos que no nos escuchas,Tú nos sonríes.Cuando te arrinconamosy luchamos contra Ti y contra nosotros mismos,Tú nos sonríes.Y aunque no sepamos nada de Ti,si andamos buscando tus signos y huellas,Tú nos sonríes.Y cuando nos da por no sonreírporque tememos caer en tu juego,Tú nos sonríes.Siempre sonríes a tus hijos e hijas,y permaneces cerca,pero sin entrometerte en nuestras decisiones. (Ulibarri, Fl.)Tú nos sonríes
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks